Apple Watch Series 4

Una evolución que terminó en transformación.

Un diseño que potencia cada detalle: desde una pantalla de mayor tamaño con esquinas curvas hasta la arquitectura revolucionaria del chip S4. Una transformación que convierte el Apple Watch Series 4 en un dispositivo tan personal como único. Y mucho más poderoso.

Una pantalla más grande hace una gran diferencia.

La pantalla es un rasgo característico del Apple Watch, y el gran desafío era hacerla más grande sin modificar demasiado el tamaño de la caja ni afectar la duración de la batería. Lo logramos afinando más los bordes para que el área de visualización fuera más de un 30% mayor que la del modelo anterior. Además, la tecnología LTPO reduce el consumo de energía para que puedas usar el reloj durante todo el día con una sola carga.

Una nueva vuelta al diseño.

Toda la interfaz fue rediseñada para poder mostrar más información con un mayor nivel de detalle y así sacar el máximo provecho a las dimensiones de la pantalla. La carátula Infografía te permite incluir hasta ocho complicaciones, para que puedas ver y hacer mucho más con sólo mirar tu reloj.

Digital Crown.  Mejoras que se sienten increíble.

La Digital Crown fue creada para ofrecer una forma fácil de navegar en el Apple Watch sin obstruir la pantalla. El mecanismo fue completamente rediseñado para el Apple Watch Series 4, y ahora la respuesta háptica brinda una sensación muy realista simulando el clic de las coronas tradicionales.

Una enorme precisión para trabajar en miniatura.

La Digital Crown del Apple Watch Series 4 es uno de los mecanismos más complejos que haya creado Apple. El desafío era hacerla más funcional en mucho menos espacio. Con una enorme precisión se logró que toda la estructura fuera un 30% más pequeña, pero con un 21% más de componentes.

Con un ojo siempre en el corazón.

El sensor cardiaco óptico, que te permite ver tu frecuencia cardiaca rápidamente, ha sido una parte clave del Apple Watch desde su lanzamiento. Detecta si tu frecuencia cardiaca está por debajo de un nivel determinado en un periodo de 10 minutos cuando estás en reposo. En ese caso, se activa una notificación de frecuencia baja que alerta sobre una posible bradicardia, un síntoma que puede ser grave si el corazón no alcanza a bombear suficiente sangre para oxigenar el cuerpo.